Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Pregunta: ¿Cómo decido qué estilo de flujo de aire es mejor para mi cabina de pintura?

Respuesta: Al decidir un estilo de flujo de aire para su cabina de pintura debe seleccionar, en última instancia, el que se ajuste al presupuesto de su empresa y que cumpla con los requisitos de calidad de los productos que pinta. No necesariamente requiere la mejor cabina de pintura del mercado o la más costosa. Usted querrá la cabina de pintura que sea mejor para su negocio, con un estilo de flujo de aire que permita que sus operaciones sean más eficientes.

Los siguientes son los cuatro estilos principales de flujo de aire para cabinas de pintura:

Cabinas de pintura de tiro cruzado. Por lo general son menos costosas desde el principio y generan costos operati­­vos más bajos porque normalmente operan a un flujo de aire menor en pies cúbicos por minuto (cfm). Requieren ventila­dores y unidades de renovación de aire (AMU, en inglés) más pequeñas y menos filtros.

El aire ingresa a través de una cámara o puerta frontal filtrada o plenum y es jalado horizontalmente, de forma paralela al piso y sobre el producto, a la cámara de escape en la parte trasera de la cabina. La batería de filtros captura partículas y el aire filtrado se expulsa a la atmósfera a través de ductos.

Las cabinas de tiro cruzado se presurizan fácilmente para la climatización. También son una solución versátil para una variedad de aplicaciones de recubrimiento, desde productos de madera hasta aeronaves.

El mayor inconveniente de las cabinas de pintura de tiro cruzado es su elevada probabilidad de contaminación. Dado que el flujo de aire transversal se mueve horizontalmente, es posible que se contamine el piso. La contamina­ción también puede ocurrir al pintar piezas, ya que el aire fluye a través de las más cercanas hacia los filtros de entrada y puede fluir por la parte superior de otras piezas en la cabina de pintura. También hay menos control del exceso de pulverización en comparación con las cabinas de pulverización con otros estilos de flujo de aire.

Cabinas de pintura de tiro descendente lateral. Son una solución económica para las empresas que no pueden o no quieren invertir en un foso de escape.

En las cabinas de pintura de tiro descendente lateral no presurizadas, el aire fluye hacia abajo sobre el producto, atraído a través de un techo —filtrado en toda su longitud— hacia el piso por extractores de aire ubicados en cámaras de escape a cada lado de la cabina de pintura. En las cabinas de tiro descendente lateral presurizadas, una AMU o un ventilador de entrada fuerza el aire a un plenum de entrada que encierra el techo filtrado en toda su longitud.

El flujo de aire descendente asistido por gravedad es uno de los mayores beneficios de las cabinas de pintura de tiro descendente lateral y proporciona un flujo de aire más uniforme que las cabinas de tiro cruzado. Las cabinas de pintura de tiro descendente lateral también ofrecen un mayor nivel de control de contaminación y calidad de acabado que las de tiro cruzado, en gran parte debido al flujo de aire descendente y al escape lateral.

Una huella más grande es inevitable con las cabinas de pintura de tiro descendente lateral, ya que requieren más ventiladores de extracción, ductos y penetración del techo, y los plenum de escape en los lados aumentan el ancho total de la cabina de pintura. Los costos operativos de las cabinas de tiro descendente lateral son ligeramente más altos que los de las de tiro cruzado debido a la filtración total del techo. Además, a medida que el aire se lleva hacia las cámaras de escape a los lados de la cabina, el exceso de pulverización puede alcanzar al pintor.

Cabinas de pintura de tiro semidescendente. Son un híbrido que combina las características de las cabinas de tiro cruzado y las de tiro descendente. Menos costosas, por lo general, que las cabinas de tiro descendente, tienen costos de instalación y operación más bajos.

El aire ingresa a estas cabinas a través de un plenum fil­­trado de techo en un 25 a 30% de la cabina. El ventilador de extracción continúa jalando el aire a través de la cámara de trabajo, lo cual hace que el aire cambie de dirección y se vuelva paralelo al piso. El aire fluye a través del producto y sale por una cámara de escape filtrada en la parte trasera de la cabina de pintura.

La única desventaja de estas cabinas es la posibilidad de que aparezcan puntos muertos de flujo de aire en la parte delantera de la cabina de pintura, lo que puede dificultar la pulverización.

Cabinas de pintura de tiro descendente. Ofrecen el mejor estilo de flujo de aire para controlar el exceso de pul­­verización y la contaminación.

En las cabinas de pintura de tiro descendente, el aire entra a través de un plenum de techo filtrado, en un movi­miento descendente; fluye verticalmente sobre y alrededor del producto y sale a través de un foso de escape filtrado en el piso, que recorre casi toda la longitud de la cabina de pintura. A diferencia de las cabinas de tiro descendente laterales, el flujo de aire no tiene que luchar contra la gravedad o pasar por el pintor; más bien, es asistido por la gravedad, que lleva el exceso de pulveri­zación al foso de escape.

Estas cabinas requieren entre un 20 y 40% más de aire que las de tiro cruzado, lo cual aumenta los costos de operación. Sin embargo, la naturaleza del flujo de aire en las cabinas de tiro descendente produce la menor cantidad de imperfecciones y requiere menos pulido. Es posible que estos acabados premium no sean necesarios para algunos productos, piezas y componentes industriales.

Acerca del autor

Royce Day

Royce es gerente de territorio industrial de Global Finishing Solutions. Visite: globalfinishing.com

CONTENIDO RELACIONADO