01/04/2019 | 5 MINUTOS DE LECTURA

Determine el tipo de cabina de pintura que su taller necesita

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

John Owed, de Col-Met Engineered Finishing Solutions, le explica en qué fijarse al comprar su primera cabina de pintura. 

Pregunta: Soy dueño de una empresa que suministra e instala sistemas de puertas de entrada para viviendas. Para controlar mejor la calidad de los acabados y la entrega, queremos realizar el proceso de recubrimiento en nuestras instalaciones. ¿Qué tipo de cabina de pintura necesito? La pieza más común que tratamos es de 1 m × 2 m × 15 cm aproximadamente y nuestra pieza más grande de 2.5 m × 2 m × 15 cm.

Respuesta: Las cabinas de pintura vienen en muchas formas y tamaños distintos, y normalmente se seleccionan según la dirección del flujo de aire en la cabina. Por ejemplo, los talleres de reparación de automóviles de alta gama usan una cabina del tipo tiro descendente, ya que proporciona una de las mejores condiciones generales para rociar un automóvil. El aire se introduce desde la parte superior de la cabina y sale por la parte inferior. Dependiendo del diseño exacto, esto puede implicar una inversión significativa.

Contenido destacado

Una solución más rentable sería una cabina de tiro cruzado. Esta cabina consta de una cámara vertical con filtros para capturar el exceso de pintura. Un ventilador, montado en la parte superior de la cámara, atrae el aire a través de la parte que se está pulverizando. El aire se extrae a través de los filtros, donde se captura el exceso de pintura, y el aire se descarga a través de ductos hacia el exterior. Al dimensionar la cabina se deben considerar, como mínimo, un metro de espacio libre por todos los lados de la pieza. Idealmente, un metro y medio proporcionará un rango de movimiento mayor para el pintor.

Las piezas que usted describe se pueden colocar en la cabina, perpendicular a la cámara de escape. Esta orientación de la pieza permitirá al operador tener acceso a ambos lados de las puertas que está recubriendo. Una cabina de tres metros de ancho podría ofrecer espacio suficiente para su pintor. Asimismo, una cabina de tres metros de alto dará un metro libre por encima de la pieza, lo que sería más que adecuado en función de la profundidad de las partes que se están recubriendo. En una cabina de tiro cruzado, la altura y el ancho son las dimensiones más críticas, ya que se necesitan para calcular el flujo de aire. Las cabinas de tiro cruzado con aspersores manuales están diseñadas para tener un flujo de aire de 30 a 38 metros por minuto. A este ritmo, el movimiento de aire será más que adecuado para eliminar el exceso de pulverización. Según la altura (3 m) y el ancho (3 m) de la cabina, hay 9.3 metros cuadrados de superficie. Este número se multiplica por el flujo de aire deseado de 38 metros por minuto para llegar a 354 metros cúbicos por minuto de flujo de aire. Este es el volumen de aire que eliminará la cabina.

La profundidad de la cabina no afecta el cálculo del flujo de aire, por lo que debe asegurarse de que sea lo suficientemente profunda para acomodar la parte más grande y que tenga un espacio amplio para el operador. Dado que la parte más grande es de 2.5 metros de ancho, recomendaría dejar un metro desde los filtros y 1.2 metros desde la entrada de la cabina. Esto da como resultado una profundidad total de 4.7 metros. Debe asegurarse de que la pieza y toda la pulverización se realicen dentro de los límites de la cabina para garantizar que el exceso de pulverización sea contenido.

Con base en lo anterior, hemos determinado que una cabina de 3 m por 3 m por 4.7 m funcionará para su aplicación. Tenga en cuenta que estas son las dimensiones internas de la cabina. La profundidad de la cámara de escape deberá sumarse para obtener la profundidad total. Además de esto, debe considerar el ancho de los paneles, que suele ser de cinco centímetros. La dimensión exterior general de la cabina sería entonces de 3.15 m por 3.1 m por 5.6 m. Recuerde que los fabricantes de cabinas de pintura pueden construir cabinas en todas las formas y tamaños. Cuando busque una solución rentable, mire la cabina del catálogo del fabricante, que viene en una gama de tamaños estándar, y encuentre una que satisfaga sus necesidades. Estos modelos están prediseñados y están disponibles con tiempos de entrega más cortos.

Hay un par de accesorios a considerar para la cabina. Las puertas con filtros en la entrada evitarán que los residuos y los contaminantes del taller entren a la cabina y mejorarán la calidad general del acabado. También puede considerar un variador de frecuencia para el control del ventilador de escape de la cabina. Esto permitirá un control más preciso sobre el flujo de aire de escape y prolongará la vida útil de los filtros de la cabina.

Se requieren tres datos adicionales para terminar la selección de la cabina: voltaje/fase disponibles, altura del techo y pendiente. El voltaje común en una instalación industrial es de 480V/240V trifásico o 240V/120V monofásico. Con respecto a la altura del techo, esto es necesario para calcular la cantidad de ducto de escape necesario. Normalmente, el escape se extenderá dos metros por encima del punto más bajo de la línea del techo. Los requisitos exactos para la altura del escape varían según la ubicación con base en la ley local.

Ahora que la cabina tiene el tamaño adecuado, debe reemplazar el aire que está siendo extraído de la cabina de pintura. Muy a menudo, este paso se omite, lo que crea una presión negativa en el edificio que puede llevar a diversos problemas y condiciones potencialmente peligrosas. Una unidad de aire suplementario (AMU, en inglés) hace entrar aire del exterior para reemplazar el volumen de aire expulsado por la cabina de pintura. Como el aire se toma del exterior, será necesario calentarlo en invierno. Se puede instalar una AMU dentro o fuera del edificio. La AMU se puede conectar a ductos para dispersar el aire en un área abierta, adyacente a la cabina de pintura o directamente acoplada a la cabina de pintura. Cuando se acopla directamente a la cabina, esta se denomina cabina presurizada. En este caso, el aire de entrada y de escape necesitan ser balanceados.

Póngase en contacto con la autoridad local con jurisdicción (AHJ, en inglés) para conocer los requisitos específicos que pueda haber en relación con la instalación y el funcionamiento de una cabina de pintura. Existen varios códigos y regulaciones que la NFPA (National Fire Protection Association: Alliance) y OSHA (Occupational Safety and Health Administration, ambas de Estados Unidos) han emitido en relación con la operación, mantenimiento, monitoreo y protección contra incendios. Por lo tanto, es mejor consultar con la autoridad para conocer los requisitos en su área. También conviene contactar a su compañía de seguros para conocer los requisitos que puedan tener.

 

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados

Recursos