03/08/2020 | 3 MINUTOS DE LECTURA

Una plática con… Irving Merino, miembro del equipo fundador de Ixcoplating

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Irving Merino es uno de los fundadores de Ixcoplating y la mayor parte de su experiencia la ha obtenido en empresas trasnacionales. Esto fue lo que nos compartió sobre su doble trayectoria.

Irving Merino

Irving Merino es uno de los fundadores de Ixcoplating, una empresa ubicada en Querétaro enfocada en acabados de ingeniería. Nos enteramos de ella porque comparte en la web contenidos técnicos sobre acabados. Irving empezó su trayectoria en esta industria hace 16 años, y la mayor parte de su experiencia la ha obtenido en empresas trasnacionales. Actualmente, es gerente del área de plating en la empresa Continental, en San Luis Potosí. Platicamos con él sobre su doble trayectoria y esto fue lo que nos dijo.

PFM: ¿Cómo empezó en la industria de los acabados?

IM: Inicié en el 2004. Ese fue mi primer empleo, cuando tuve una oportunidad en la industria. Soy ingeniero mecánico de profesión y, bueno, sales de la escuela pensando que todo el mundo te va a seleccionar como parte de su equipo, pero no. Mi primer reto fue en el cromado en plástico, en Puebla, donde se puso la primera empresa transnacional, creo, de dimensiones importantes de cromado en plástico. Me siento afortunado de tener los mejores maestros de la industria de acabados. No pensé hacer mi carrera en esta rama de la industria, pero cuando inicié fue muy padre aprender, desarrollarme, quemarme las pestañas en los proyectos, y algo que para mí fue todo un reto fue saber de dónde venía el know-how, la información y cómo era el arranque de una empresa de varios millones de euros de inversión.

PFM: ¿Qué aprendió en este primer trabajo?

IM: Aprendí que en la industria de recubrimientos hay grandes ligas y varios cerebros. Uno es el laboratorio, porque si no tienes control del proceso, aunque tengas la máquina más moderna, más eficiente, vas a tener una pobre calidad. También debes aprender cómo piensa la máquina, cómo se mueve, los ciclos entre cada grúa, el software de control, y que todo es como una pareja de baile: cuando hay sincronía, los resultados son muy poderosos. También que la calidad del producto que entregas es la que te abre puertas. Eso le da reputación a una empresa.

PFM: ¿Cuál ha sido su mejor decisión de negocios?

IM: La mejor decisión de negocios, sin duda, ha sido mi esposa, que es mi socia en este tema, y otros, y me impulsó a iniciar. Lo más difícil para alguien que emprende es arrancar, porque habrá gente que te diga: “Es que ya hay muchos talleres, hay muchas empresas grandes”, y es cierto, pero debes hallar tu nicho en el mercado y tener un diferenciador para que el cliente te pueda ver. Parte de lo que enfrentamos es que no había mucho know-how, o no era fácil tenerlo, por eso estamos colaborando, porque hemos visto la gran necesidad de educar a la gente que nos apoya. El saber el porqué de las cosas es muy importante, y esa hambre de compartir nos ha llevado a ayudar; entonces, recibimos varias consultas técnicas al día, y tratamos de responder tan pronto como sea posible.

PFM ¿Cuál es el mejor consejo que le han dado?

IM: El mejor consejo es de mi padre, de un extracto de la Biblia. Es recordar que somos una motita de polvo. Es difícil que nos mantengamos humildes todo el tiempo, porque a veces se puede perder el equilibrio, entonces hay que recordar que no somos superiores a nadie y ser amables.

PFM: Cuando era niño, ¿qué pensaba ser de grande?

IM: Presidente de la República. Me acuerdo que veía puros licenciados, entonces, le comuniqué a mi padre que quería ser abogado para empezar una carrera política… y fueron varios años de terapia de mi padre para convencerme de que no era la mejor opción para mí (risas).

PFM: ¿Algún lugar favorito donde haya estado, que le haya tocado visitar, o vivir?

IM: Me gustó mucho un pueblito donde estaba una empresa a la que me fui a capacitar. Fue Diepersdorf, en Alemania. Vi el gusto de la gente por disfrutar de la naturaleza, respirar aire limpio, rodeado de bosque. Fue una experiencia muy bonita.

  • Libro favorito: El fabricante de helados (The Ice Cream Maker, 2005) escrito por Subir Chowdhury.
  • Música que escucha: Ricardo Arjona.
  • Pasatiempos: Futbol y salir a comer a restaurantes.
  • Familia: Esposa y dos hijas.

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados