| 3 MINUTOS DE LECTURA

Una plática con Alfredo Valenzuela, ingeniero de manufactura de pintura en Truck Accesories Group


#automotriz #aeroespacial

Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Alfredo Valenzuela.

Alfredo Valenzuela llegó al mundo de los acabados por casualidad en su natal Mexicali. Hace poco más de 10 años, luego de terminar su maestría en Ingeniería Química, pensó en hacer el doctorado, pero antes decidió pasar un tiempo en la industria. Esta experiencia lo llevó a aprender sobre procesos químicos para acabados, tratamientos térmicos y sistemas de calidad, entre otros aspectos; pero sobre todo, llevó a Valenzuela a quedarse trabajando en esta industria. Platicamos con él y a continuación les presentamos un poco de lo que nos compartió.

PFM: ¿Cómo se inició en la industria de acabados?

AV: Fue una casualidad. Había terminado la maestría y mi idea era regresar a hacer un doctorado, pero durante los trámites decidí pasar un tiempo en la industria. No pensaba quedarme, pero entendí que debía pasar más tiempo conociendo los procesos.

PFM: ¿Cuál fue su primer trabajo y qué aprendió de él?

AV: Mi primer empleo fue en la industria aeroespacial en 2010, en el arranque del departamento de acabados de LMI Aerospace, y fue muy interesante formar parte del proyecto desde el inicio. Arrancamos con pintura, decapado, limpieza y tratamiento de superficies; posteriormente, líquidos penetrantes. Empecé como ingeniero de laboratorio y aprendí cómo es el arranque de una planta, desde la construcción de la nave y el seguimiento del día a día, hasta cómo dar de alta una certificación NADCAP para cada uno de los procesos.

PFM: ¿Cuál es el mejor consejo que le han dado?

AV: Un jefe que me dijo que cuando las cosas no suceden como uno espera, hay que ver lo positivo y lo que podemos hacer para lograr el objetivo. Siempre habrá problemas en el camino, pero lo importante es la actitud y qué hacer para resolverlos.

PFM: ¿Qué le gusta más de su trabajo?

AV: He estado en diversas posiciones, desde ciento por ciento operativo, calidad y diseño, pero lo que más me gusta es que cincuenta por ciento de mi trabajo es de experimentación/ciencia, y otro cincuenta es aplicación de la ingeniería.

PFM: ¿Qué rasgos de liderazgo le han ayudado a lo largo de su vida?

AV: Escuchar a la gente, ser receptivo y cumplir con las expectativas del trabajo que vamos a entregar.

PFM: La mejor manera para seguir siendo competitivo…

AV: Ser curioso y autodidacta me ha servido mucho para seguir creciendo. Pensar “fuera de la caja” me ha ayudado a crecer personal y profesionalmente.

PFM: ¿Qué organización o compañía, aparte de la suya, admira más?

AV: Me agrada el sistema de trabajo de Google porque creo que favorece el desarrollo de nuevas ideas.

PFM: Si pudiera intercambiar trabajos con alguien algún día, ¿con quién lo haría?

AV: Me gustaría una posición de materiales y procesos en la NASA, trabajar en el desarrollo y la aplicación de materiales para sistemas aeroespaciales. La industria aeroespacial me gusta mucho.

PFM: ¿Cuál fue su primer auto y cuál es el coche de sus sueños?

AV: Mi primer auto fue un Nissan Máxima y el coche de mis sueños es un Tesla.

PFM: El lugar favorito donde haya vivido…

AV: La ciudad de Guanajuato, porque fue la primera vez que estuve fuera de casa cuando estudié la maestría. Tuve muchos aprendizajes y amistades, por eso trato de regresar cada vez que puedo.

PFM: ¿Dónde lo encontraríamos cualquier sábado?

AV: Me gusta viajar y el beneficio de la frontera es que en dos horas y media estoy en el valle de Guadalupe o en San Diego. Los fines de semana trato de salir con amistades o a conocer nuevos lugares.

 

Libro favorito: Novelas de Julio Verne.

Película favorita: Hombres de negro.

La música que escucha: pongo Spotify y escucho pop, rock, electrónica y dance.

Familia: Mamá, papá y una hermana menor.

CONTENIDO RELACIONADO