Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La eliminación adecuada del filtro de la cabina de pintura no solo garantiza que su empresa cumpla con la ley, sino que también es lo mejor para el medio ambiente.
Foto: Global Finishing Solutions

Para los centros de reparación de golpes y los fabricantes industriales que cuentan con una cabina de pintura, una de las formas más fáciles de proteger el medioambiente es desechar de manera adecuada los filtros de escape de la cabina de pintura.

Debido a que la mayoría de la pintura que se rocía contiene compuestos peligrosos y es potencialmente inflamable, se debe tener especial cuidado al momento de dar disposición final a los filtros de la cabina de pintura. Actualmente, no es posible reciclarlos. La eliminación adecuada del filtro de la cabina de pintura no solo garantiza que su empresa cumpla la ley, sino que también es lo mejor para el medioambiente.

Aquí presentamos cinco pasos para la eliminación correcta del filtro de la cabina de pintura:

1. Determine si los filtros usados de su cabina de pintura ​​son peligrosos

Antes de desechar los filtros de escape de su cabina de pintura como residuos generales, debe verificar que no hayan estado expuestos a ninguno de los compuestos peligrosos que se encuentran con frecuencia en la pintura. Debe realizar una prueba de laboratorio de acuerdo con el Procedimiento de Lixiviación para Características de Toxicidad (TCLP, por sus siglas en inglés) con el fin de determinar si la pintura que roció contiene compuestos específicos peligrosos. Sus filtros se consideran peligrosos si una cierta cantidad de alguno de los siguientes compuestos está presente en ellos:

• Arsénico         • Bario                • Cadmio             • Cromo

• Plomo             • Mercurio         • Selenio             • Plata

Los filtros de entrada de la cabina de pintura están diseñados para eliminar el polvo y otras partículas pequeñas en el aire de manera que generen un entorno libre de contaminantes para pintar. Mientras los filtros de entrada no hayan estado en contacto con pintura, no son peligrosos. Esto significa que los filtros de entrada se pueden desechar en la basura normal.

2. Disponga adecuadamente los filtros de escape peligrosos de las cabinas de pintura

Si los filtros de escape de su cabina de pintura se consideran peligrosos, no deben desecharse como un residuo estándar. Es necesario almacenarlos adecuadamente y enviarlos a una instalación de eliminación de desechos peligrosos. Guárdelos en un recipiente sin fugas marcado con las palabras “residuos peligrosos” y una descripción de los desechos, como “residuos de filtros de cabina de pintura”. Luego, utilice una compañía de transporte de residuos peligrosos autorizada para enviar el contenedor a una instalación de disposición final de desechos peligrosos.

Antes de deshacerse de los filtros de escape peligrosos de las cabinas de pintura, siempre debe dejarlos secar. Permitir que los filtros de escape se sequen, por lo general, elimina la posibilidad de ignición. Es más seguro someter los filtros al mismo proceso de curado que usa para los productos pintados con el fin de acelerar su secado y asegurarse de que estén completamente secos antes de desecharlos.

3. Contacte al recolector de basura antes de desechar los filtros de cabina de pintura no peligrosos

Incluso si los filtros de escape de su cabina de pintura no se consideran residuos peligrosos, debe notificar a su empresa de recolección de residuos que entrega los filtros como desecho estándar. Su recolector de basura puede pedirle pruebas de que no hay compuestos peligrosos en los filtros. Asegúrese de conservar la documentación de las hojas de datos de seguridad (SDS, en inglés) de los materiales que está pulverizando, así como los resultados de las pruebas de laboratorio y cualquier otra información pertinente que la autoridad local le recomiende conservar en sus registros.

4. No atomice limpiadores de pistolas en los filtros de escape de las cabinas de pintura

Muchos limpiadores de pistolas de atomización contienen solventes clasificados como desechos peligrosos Tipo F, que incluyen el cloruro de metileno, la metil etil cetona (MEK) y el tolueno. Esto se indica en la SDS del solvente como F001, F002, F004 o F005.

Atomizar solventes en los filtros de escape durante la limpieza de la pistola puede hacer que sus filtros se consideren desechos peligrosos. Cuando limpie la pistola pulverizadora, asegúrese de mantener los solventes alejados de los filtros de la cabina de pintura. Es mejor rociar solventes en contenedores de recolección de desechos peligrosos que se puedan cerrar o usar un sistema de lavado de pistola.

5. Pruebe los filtros cada vez que realice un cambio en su proceso de pintura

Determinar si los filtros de escape de su cabina de pintura son residuos peligrosos puede ser un proceso continuo, según la frecuencia con la que introduzca pintura nueva en su operación. Se requieren pruebas cada vez que cambien partes de su proceso.

Al agregar una pintura nueva es indispensable evaluarla para verificar si contiene compuestos peligrosos. Dado que las pruebas pueden tomar algún tiempo, debe disponerse de una reserva antes de intentar pulverizar la pintura.

Conclusión

Las regulaciones sobre la eliminación del filtro de la cabina de pintura varían de un lugar a otro. Las autoridades locales pueden informarle acerca de los requisitos para su área. Debido a que no puede reciclar los filtros de las cabinas de pintura, considerarlos residuos peligrosos y coordinar con una empresa de disposición de desechos peligrosos para eliminarlos adecuadamente es lo más seguro para el medioambiente.

CONTENIDO RELACIONADO