Elimine en línea la pintura de racks y accesorios

Master Remover 7000 de Atotech hace que la eliminación en línea de pintura de racks y accesorios sea una posibilidad rápida y eficiente.

Es prácticamente inevitable en el recubrimiento en polvo: algunas partes terminarán con defectos en la superficie. A veces, esos defectos son producto de la acumulación de pintura en los racks u otros accesorios que queda retenida durante el proceso de recubrimiento. Para minimizar el riesgo de que se rechacen las piezas terminadas, es crucial que un taller limpie sus dispositivos de estanterías y accesorios con frecuencia.

Pero ¿qué debe hacer un recubridor mientras sus bastidores están fuera de servicio? ¿Cerrar la línea de pintura y esperar unos días para que le devuelvan los accesorios que envió a limpiar? ¿Comprar otro set completo de accesorios que pueda utilizar mientras tanto? Ambas opciones pueden ser costosas e ineficientes.

Atotech ha introducido un proceso de eliminación de pintura en línea que está diseñado específicamente para eliminar rápidamente la pintura en polvo de los estantes, ganchos y otros accesorios, minimizando el tiempo de inactividad y el costo de comprar accesorios adicionales. Master Remover 7000 está formulado para eliminar de manera eficiente la pintura en polvo de una variedad de sustratos, sin necesidad de limpieza secundaria fuera de línea con procesos convencionales de remoción de pintura.

“Lo que es exclusivo del producto, y lo que aún no hay en el mercado, es la rapidez con la que se puede eliminar el recubrimiento en polvo”, comenta Sylvain Masson, gerente global de productos. “Los procesos convencionales pueden demorar horas en limpiar las rejillas y, con este proceso, estamos hablando de minutos”.

Master Remover 7000 es un proceso versátil capaz de operar en spray o inmersión, así como en aplicaciones fuera de línea o en línea. También es fácil de filtrar, lo que prolonga la vida útil de la solución, reduce los desechos y requiere poco mantenimiento, dice Masson.

“Tenemos un cliente que ha estado ejecutando la misma solución durante más de un año”, dice. El cliente había tenido problemas con su anterior producto de remoción de pintura, que llegaba a saturarse tanto con polvo en sólo unos días que dejaba de funcionar de manera efectiva. El filtro prensa no pudo eliminar adecuadamente la pintura, lo que obligó al taller a desechar la solución y rehacerla.

“Master Remover 7000 elimina completamente este problema”, dice Masson. “Los desechos se reducen significativamente, por lo que no tienen que deshacerse de la química, solo tienen que deshacerse de los lodos”. Y los lodos que se producen son secos, no húmedos, por lo que son más fáciles de eliminar y ayudan a minimizar el consumo del producto, añade.

El proceso de eliminación de pintura no acuosa también es compatible con metales ferrosos y ligeros como el aluminio, zinc y magnesio, y ofrece ventajas sobre los procesos de eliminación de pintura convencionales, dice Masson. No dañará ni deformará el sustrato ni producirá una eliminación incompleta de la pintura, inconvenientes comunes de los métodos mecánicos. Y, a diferencia de los métodos térmicos de alta temperatura, el Master Remover 7000 requiere menos energía, funciona a 140 °F y no requiere la eliminar posteriormente las cenizas ni limpiar las piezas. El removedor de pintura también minimiza la exposición de los empleados a compuestos orgánicos altamente regulados y volátiles, características perjudiciales de los métodos químicos convencionales.

Según Masson, pocos talleres de pintura en polvo han considerado antes la eliminación de la pintura en línea de racks y accesorios como una opción viable; muchos subcontratan la remoción de pintura o hacien algunos decapados internos muy elementales. “Master Remover 7000 es una aplicación mucho más sofisticada que es segura para todos los tipos de accesorios y puede ahorrar mucho dinero”, afirma.

Para obtener más información, visite www.atotech.com

CONTENIDO RELACIONADO