| 3 MINUTOS DE LECTURA

Tapón de enmascarado, pendiente de patente, incluye respiradero unidireccional

Custom Fabricating & Supplies presenta un nuevo tapón de enmascarado de dos piezas con respiradero, diseñado para permitir que el aire salga y, al mismo tiempo, prevenir fugas.

Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon


Los enmascarados fallidos pueden ser un problema común en las operaciones de acabado. Custom Fabricating & Supplies (CFS), de Franklin, Wisconsin, es una empresa innovadora con la misión de ayudar a prevenir fallas de enmascarado. CFS comenzó en una pequeña oficina del centro de Milwaukee, pero creció rápidamente. En el año 2005, hacía cada vez más trabajos personalizados y había duplicado su tamaño. En la actualidad, ubicado en Franklin, Wisconsin, CFS es un proveedor, certificado ISO 9001:2015, de troquelado de componentes de rendimiento, empaques, tapas y tapones de silicona, piezas moldeadas de caucho personalizadas y cintas de enmascarar para la industria de acabados.

En noviembre de 2019, en la feria comercial de conformado, fabricación, soldadura y acabado de metales Fabtech, CFS presentó su diseño de tapón con respiradero, pendiente de patente, el cual crea una vía para liberar la presión del aire y, al mismo tiempo, mantiene un sello hermético a los líquidos. Brian Asik, gerente nacional de ventas de CFS y creador de este diseño, explica: “Taponar o tapar las piezas conectadas a una cavidad grande siempre ha sido un desafío debido a la presión de aire que se acumula durante el ciclo de secado y el curado en el horno”. En muchos casos, esta presión es lo suficientemente grande como para expulsar el tapón o la tapa de la pieza, lo cual resulta en una falla de enmascarado.

Para evitar este tipo de fallas se debe ventear la pieza. Históricamente, esto se ha logrado haciendo una abertura en los tapones o tapas de enmascarado para que actúe como respiradero. Sin embargo, este método también puede provocar otros problemas de enmascarado. Estas fallas se encuentran con mayor frecuencia durante los ciclos de lavado, así como en los procesos de inmersión, como E-coat y revestimiento. Durante el E-coat, las piezas se sumergen y esos respiraderos improvisados pueden presentar fugas, lo que hace que el lavado o el recubrimiento entren en la pieza. En algunas situaciones, este fluido podría filtrarse lentamente desde el respiradero hacia la pieza y crear graves problemas de adhesión.

Para abordar el problema, CFS desarrolló un diseño de tapón de dos piezas que actúa como venteo unidireccional. El respiradero permite que el aire salga según sea necesario mientras mantiene fuera todo el lavado y el recubrimiento. La parte exterior del diseño funciona como un tapón estándar y se puede personalizar para taponar o tapar cualquier tamaño o geometría.

Brian Asik tuvo la idea del tapón con respiradero después de notar una característica similar en una licuadora que compró para su esposa. Asik observó cómo esta función permitía extraer aire mientras se usaba presión negativa para luego crear un sello hermético. CFS adaptó el concepto y sustituyó la presión del agua para ayudar a hacer el sello hermético. La presión dentro de la pieza activaría el respiradero, que luego se sella por sí mismo después de que se ventea el aire.

“Si no sale aire, entonces el respiradero se sella por sí mismo —afirma Asik—. No tiene fugas de la forma en que pueden hacerlo típicamente los tapones con venteo tradicionales”.

El tapón con respiradero de CFS se utilizó recientemente para reemplazar una complicada solución de enmascarado mecánico para motores fuera de borda. Esta parte requirió un poco de precisión para insertar y exigió el uso de una llave de impacto para aplicar la fuerza necesaria que expandiera el caucho lo suficiente, de manera que creara un sello bastante fuerte como para superar la presión del aire. La alta presión ejercida sobre la máscara disminuyó su ciclo de vida y requirió que fuera reemplazada mensualmente. Además, la máscara tuvo una tasa de falla del 30%. La implementación del tapón con respiradero de CFS redujo el tiempo de aplicación en 75%, ahorró 50% en los costos de enmascarado y extendió la vida útil de la máscara.

Desde la introducción del tapón con respiradero en Fabtech 2019, CFS ha trabajado con las instalaciones de producción para implementar la solución en todo el país [y han confirmado a Products Finishing México que envían a nuestro país desde los Estados Unidos].

Para obtener más información, visite customfabricate.com.

CONTENIDO RELACIONADO