Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

El fabricante Dürr se ha encargado de modernizar la línea de producción para chasis de autobuses Mercedes-Benz en Brasil. Con vehículos guiados automáticamente y transportadores aéreos, la nueva planta es capaz de producir todos los modelos de chasis de autobús en una sola línea.

La línea de montaje en São Paulo se convirtió en una de las instalaciones de producción de chasis de autobuses más avanzadas técnicamente en Brasil con la inclusión de vehículos autoguiados (AGV) desarrollados individualmente, así como los sistemas de entorno 4.0. Bajo estas condiciones, la interacción entre el hombre y la máquina garantizan procesos eficientes.

Brasil tiene una larga trayectoria en la producción de chasis para autobuses para Mercedes-Benz. En São Bernardo do Campo, se encuentra la planta de ensamblaje de camiones Mercedes-Benz más grande fuera de Alemania, la cual fue reconvertida por Dürr en 2020 para convertirse en una de las líneas de montaje más modernas del país.

Hoy esta planta se beneficia de una línea de ensamble totalmente automatizada con vehículos guiados automáticamente (AGV) que se utilizan como sistema de transporte a través de toda la línea, desde el inicio del proceso hasta que el chasis ha sido ensamblado con su motor incluido.

A Dürr le tomó cerca de 15,000 horas de ingeniería, con 20 profesionales el crear una de las líneas de montaje más avanzadas en cuanto a tecnología, conectividad y procesamiento de la información. No obstante, todos los resultados se simularon antes en un entorno virtual, lo que garantizó desde el principio su eficiencia y menos fallas del sistema.

Todos los modelos en una sola línea

Para obtener el máximo de eficiencia y flexibilidad, Dürr instaló un sistema de transporte único, que consta de 51 pares de AGV. Poner por pares los AGV aportó flexibilidad a la línea de montaje, resolviendo la demanda del cliente de producir todos los modelos de chasis de autobús en una sola línea, desde el chasis de microbús hasta el chasis de un autobús articulado, con una amplia variación de peso y longitud. Uno o dos pares de AGV se utilizan y se conectan por Wifi y pueden operar totalmente sincronizados y manejar el enorme chasis del autobús hasta en 20 metros de longitud.

Uno de los modelos AGV permite a los montadores ajustar las alturas en cualquier puesto de montaje mediante controles instalados en cada uno de ellos de forma independiente, lo que permite operaciones ergonómicas en los puestos de trabajo. Equipados con escáneres de seguridad y parachoques (defensas) de seguridad, los AGV garantizan un entorno seguro y reducen las fallas del sistema.

Sumados a los AGV, Dürr instaló transportadores aéreos (monorriel eléctrico, EOM) en la línea de montaje. La tarea de estos es transportar y mover ejes y motores. Para el proceso de maridaje, trabajan sincrónicamente con los AGV, lo que permite que la producción funcione sin problemas en cualquier momento.

Todo el equipo está conectado en red digital en una solución robusta de Industria 4.0. Toda la información relevante es capturada por un sistema de gestión que permite el control de cada una de las actividades del proyecto y da como resultado que operadores y máquinas trabajen mano a mano. Como resultado de la conversión de la planta, Mercedes-Benz se beneficiará de una línea segura y eficiente y con una disminución del tiempo de producción de 12%.