Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon


Los nuevos colores de la empresa Azul Airlines presentan al pequeño guacamayo azul (guacamayo de Spix), un símbolo nacional en Brasil. Aunque se considera extinto en la naturaleza, se está llevando a cabo un programa para reintroducir al ave en su hábitat natural. El regreso de esta ave tan especial inspiró a AkzoNobel, Azul Airlines y Embraer a crear el avión más colorido de Sudamérica: el “Blue Macaw”, un Embraer 195 E2.

Pardal, un artista brasileño, creó un diseño que rinde homenaje al guacamayo azul y la protección de la biodiversidad. Entre sus 58 colores, la mitad son personalizados y tuvieron que mezclarse en solo dos semanas. Más adelante, el equipo de pintura de Embraer en São Paulo aplicó el sistema de capa base transparente Aerodur 3001/3002 de AkzoNobel para darle vida a la obra de arte.

"Este colorido proyecto tenía muchas partes móviles que unían todos los elementos de nuestro enfoque de sustentabilidad 'Gente. Planeta. Pintura'", comentó Daniel Geiger Campos, presidente de AkzoNobel Sudamérica. "Mientras trabajaba con nuestros socios para compartir la historia del guacamayo azul, también pudimos mostrar la increíble gama de AkzoNobel: la misma marca que fabrica soluciones de alta tecnología para aviones también ofrece productos Coral innovadores y de alta calidad para transformar sus hogares y comunidades”.

Junto con el equipo de recubrimientos aeroespaciales de la compañía, los colegas de pinturas decorativas apoyaron un proyecto Let’s Colour para restaurar espacios públicos. Para este otro proyecto utilizaron más de 2,400 litros de pintura Coral y 620 litros de pintura Weathershield, Ambience y Easycare para refrescar el interior y el exterior de un teatro e iglesia local.

No es la primera vez que AkzoNobel colabora con Embraer. Ejercicios anteriores con la vida silvestre incluyen aviones reales de tigre, águila, leopardo de las nieves y tiburón.

CONTENIDO RELACIONADO