Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La empresa canadiense, Teck Resources Limited anunció a fines de 2020 que probará sus recubrimientos de cobre antimicrobianos en superficies de tránsito de alto contacto. Este es el primer proyecto de este tipo en un sistema de tránsito en Norteamérica y se realiza en asociación con TransLink, Vancouver Coastal Health, VGH & UBC Hospital Foundation, Coalition for Healthcare Adquired Infection Reduction y la Universidad de Columbia Británica.

El proyecto piloto, financiado por Teck, se realizará durante cuatro semanas con varias superficies de cobre instaladas en dos autobuses en rutas de alto tráfico y dos coches SkyTrain. También se probará un conservante de superficie de organosilano con potencial de controlar o prevenir el crecimiento de microorganismos en las superficies tratadas.

“Estamos orgullosos de trabajar con todos los socios en este importante proyecto piloto para expandir el uso de cobre antimicrobiano en áreas públicas de alto tráfico y prevenir infecciones”, dijo Don Lindsay, presidente y director ejecutivo de Teck. “A través del programa Cobre y Salud, Teck se ha aliado con profesionales de la salud, el mundo académico y otros actores durante años para ayudar a que las comunidades sean más seguras. Este piloto realiza esfuerzos en un momento crítico en el que el mundo trabaja para prevenir la propagación de COVID-19”.

Mediante su Programa Cobre y Salud, la empresa considera que puede ayudar a aumentar el uso de cobre antimicrobiano tanto en las instalaciones de atención médica como en los espacios públicos para reducir la propagación de infecciones, además de crear conciencia y mejorar los resultados de salud para los que están en mayor riesgo.

De acuerdo con la empresa, las superficies de aleación de cobre son naturalmente antimicrobianas con propiedades autolimpiantes, y las investigaciones muestran que estas superficies eliminan hasta el 99.9% de las bacterias y virus dañinos.

En su último proyecto piloto, financiado íntegramente por la propia empresa, se realizarán fases iniciales de cuatro semanas en las que se instalarán varias superficies de cobre en dos autobuses en rutas de gran tráfico y dos coches SkyTrain en Vancouver. También se probará un conservante de superficie de organosilano que tenga el potencial de controlar o prevenir el crecimiento de microorganismos en las superficies tratadas.

“Este proyecto se basa en investigaciones anteriores y aumentará nuestra comprensión de la eficacia del cobre para matar organismos en superficies que se tocan con frecuencia. Los hallazgos positivos se usarán para estudiar el impacto del cobre en bacterias y virus como COVID-19 y norovirus”, dijo la Dra. Marthe Charles, microbióloga médica de Vancouver Coastal Health.

El programa Cobre y Salud de la empresa funciona en tres ejes:

  • Construir la base de evidencia: Una colección de estudios completados y en progreso que cubren el SARS-Cov-2 sobre aleación de cobre, el uso de superficies de cobre en la atención médica y la limpieza y desinfección de instalaciones de atención médica;
  • Alianzas y defensoría: Una serie de asociaciones con los sistemas de transporte y hospitales para compartir la investigación e información recopiladas con las autoridades de salud provinciales, y trabaja con los gobiernos locales y federales para apoyar más investigaciones y el uso del cobre; y
  • Sensibilización: Estudios de casos notables de recubrimientos de cobre que reducen con éxito la propagación de bacterias en las oficinas.

CONTENIDO RELACIONADO