13/08/2020 | 2 MINUTOS DE LECTURA

Wolkerstorfer pasivó un trofeo gigante para la Serie Mundial

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Una figura de acero inoxidable creada recientemente para los Cardenales de San Luis, mide más de 9 metros de alto y pesa alrededor de 272 kilos.

cardenales

Una figura de acero inoxidable creada recientemente para los Cardenales de San Luis, mide más de 9 metros de alto y pesa alrededor de 272 kilos. Imágenes | Archetype

Wolkerstorfer Co. Inc. prestó sus enormes tanques de pasivación, que normalmente se utilizan para trabajos aeroespaciales y del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, para un juego de pelota completamente distinto.

Wolkerstorfer Co. Inc., de New Brighton, Minnesota, una empresa que celebra 125 años en el negocio del acabado de metales, suele trabajar con piezas bastante grandes. Certificada por varios fabricantes de equipos originales (OEM) aeroespaciales e industriales, la empresa tiene algunos tanques de procesamiento de tamaño considerable. Actualmente, la mayor parte de su trabajo es para OEM aeroespaciales y el Departamento de Defensa, pero recientemente hicieron una excepción.

La compañía fue contactada por Archetype, una firma de diseño con sede en Minneapolis, que requería ayuda con un monumento al campeonato para los Cardenales de San Luis basado en el icónico trofeo de la Serie Mundial de béisbol. La estructura —básicamente una réplica de un trofeo gigante— mide más de 30 metros de alto y pesa alrededor de 272 kilogramos. Muchos de los componentes del monumento son de acero inoxidable y requerían pasivación, un proceso de inmersión diseñado para mejorar la protección contra la corrosión del acero inoxidable. La pasivación funciona eliminando el hierro libre que queda de las operaciones de rectificado y mecanizado, así como los compuestos de azufre que podrían hacer que el acabado falle.

cardenales

Wolkerstorfer Co. Inc. pasivó las partes de acero inoxidable de la estructura, que incluían largos postes que medían hasta 9 metros de largo.

Aunque el pasivado es un proceso común dentro de la industria, no muchos talleres de acabado tienen tanques lo suficientemente grandes como para tratar las partes grandes que componen el monumento, las cuales incluyen postes que miden hasta 9 metros de largo.

“En un taller de trabajo común, sería extraño si tuvieras un tanque de pasivación de más de 1.2 metros”, dice Kurt Weamer, director de ventas y marketing de Wolkerstorfer. “Solo hay un puñado de talleres en el país que pueden manejar una pieza tan grande”.

Wolkerstorfer utiliza principalmente sus grandes tanques para proyectos aeroespaciales y de defensa, los cuales constituyen la mayor parte de su trabajo. La empresa puede procesar piezas de hasta 9.1 metros de largo y 907 kilos. “Estamos trabajando en armamento, sistemas de radar, y eso es algo importante”, dice Weamer.

Colin Carpenter, de Archetype, encontró a Wolkerstorfer mientras investigaba talleres con la capacidad de pasivar unas piezas tan grandes. Weamer se mostró un poco escéptico con la descripción inicial del trabajo, pero su interés creció cuando Carpenter le envió una foto del trofeo de la Serie Mundial. Aunque hubo un obstáculo.

“¡¿Esta estatua es para los Cardenales?!” bromeó Weamer: “Soy de Indiana”, dijo.

Ambos se rieron y, finalmente, Wolkerstorfer aceptó el proyecto que consistía en tratar los paneles de acero inoxidable, los postes y el tablero —toda la estructura tiene un acabado de espejo. Si bien el trofeo puede haber estado un poco fuera de lo común para Wolkerstorfer, la compañía ciertamente está abierta a una variedad de trabajos y el divertido proyecto lo volvió un gran tema de conversación.

Además, ¿quién no va a aprovechar la oportunidad de trabajar en un trofeo gigante de la Serie Mundial? Incluso cuando es para los Cardenales y eres un ultra fanático de los Cubs.