Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon


IHS Markit pronosticó que en 2021 se venderán 83.4 millones de vehículos ligeros a nivel mundial, 9% más que lo proyectado en 2020, debido a que los niveles de demanda de la industria se recuperarán luego de la pandemia por COVID-19. El pronóstico asume que las vacunas estarán ampliamente disponibles a mediados de 2021, aunque no se espera la disponibilidad total hasta algún momento de 2022.

“Se espera que las ventas de 2020 disminuyan 15% con respecto a los niveles alcanzados en 2019. IHS Markit sigue siendo cauteloso sobre las perspectivas de recuperación, y es probable que los mercados clave experimenten ciclos de demanda diferentes. Algunos mercados se enfrentan a más consecuencias de la pandemia, sobre todo debido a las restricciones adicionales de control de virus durante los meses de invierno”, refiere un comunicado de la firma.

Añade que, las perspectivas de recuperación global para 2021 dependen en gran medida de la trayectoria de la pandemia, especialmente si los gobiernos pueden cumplir con los programas de vacunación.

“La esperanza es que la demanda comience a normalizarse a partir de mediados del año 2021”, dijo Colin Couchman, director ejecutivo de Pronóstico Global de Vehículos Ligeros de IHS Markit.

El comunicado refiere que el aumento secuencial de los niveles de demanda de automóviles en Estados Unidos, desde el mínimo de abril de 2020, refleja que los consumidores que estaban dispuestos, listos y capaces de comprar un vehículo nuevo, lo hicieron.

“Si bien el ritmo de crecimiento de las ventas de automóviles se estabilizó después de septiembre, se espera un crecimiento continuo en los niveles de demanda de automóviles en 2021, respaldado por un desarrollo económico sostenido a partir de mejores noticias de las esperadas sobre vacunas y un probable estímulo económico”, detalla IHS Markit.

En este sentido, Chris Hopson, analista automotriz principal de IHS Markit, indicó que, de cara a 2021, se espera que los volúmenes de ventas en Estados Unidos alcancen 16 millones de unidades, un aumento estimado del 10% respecto al nivel proyectado para 2020 de aproximadamente 14.5 millones de unidades.

“Se prevé que el ritmo de ventas sea más fuerte en la segunda mitad del año, luego de la disponibilidad generalizada de la vacuna para el verano”, refirió Hopson.

Repunte de la producción mundial de vehículos

De acuerdo con IHS Markit, se espera que la producción mundial de vehículos ligeros en 2020 termine en 74.1 millones de unidades, una disminución del 17% con respecto a los niveles de 2019. Sin embargo, para 2021, la firma pronostica un repunte en la producción de vehículos ligeros del 14%, para ubicarse en 84.3 millones de unidades, según el análisis actual.

“Esto refleja una recuperación continua, particularmente en los principales mercados de China, Europa y América del Norte. Las operaciones de fabricación en la mayoría de las regiones se han restablecido en gran medida y, si bien las prácticas seguras de COVID-19 afectarán la capacidad técnica, en la mayoría de los casos hay suficiente para respaldar la recuperación”, refiere el comunicado.

Añade que en China la actividad manufacturera está alcanzando niveles anteriores a COVID-19, y se pronostica que la producción de 2021 aumentará 5.6% durante 2020 y superará los niveles claramente debilitados de 2019. Asimismo, el documento detalla que las amenazas a la cadena de suministro persisten, pero hasta la fecha se han superado con éxito desde el reinicio en marzo.

En el caso de América del Norte, el perfil de recuperación continúa, pero existen algunos desafíos únicos. A corto plazo, a medida que concluye 2020, existe preocupación por una posible interrupción del suministro como resultado directo del ausentismo por COVID-19, por lo que se tiene una visión cautelosa del primer trimestre de 2021.

“Se espera que el balance del año muestre un aumento de la producción del 29% (interanual) en Estados Unidos, impulsado por los esfuerzos para cerrar la brecha de inventario que se abrió en el segundo trimestre de 2020 cuando la fabricación estaba detenida. Dado que se espera que los niveles de demanda se mantengan saludables, se prevé que este efecto se extienda durante los próximos 12 meses”.

En el caso de Europa, se espera que se recupere en 2021, creciendo 15%: “Pero es un camino frágil con un riesgo más obvio para las perspectivas que China o América del Norte. Después de haber superado una serie de bloqueos de la segunda ola en noviembre, ahora se están adoptando medidas más estrictas en Alemania y gran parte del Reino Unido. En la actualidad, esto no representa un riesgo directo para la fabricación”.