31/03/2020 | 3 MINUTOS DE LECTURA

Empresas de acabados mexicanas toman medidas contra el coronavirus

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

El coronavirus (COVID-19) ha vuelto indispensable implementar medidas preventivas en los centros de trabajo y las empresas de acabados han hecho lo propio para proteger a sus trabajadores.

JEMIDA

Empleado de JEMIDA.

La pandemia del coronavirus (COVID-19) ha vuelto indispensable implementar medidas preventivas en los centros de trabajo a fin de disminuir al mínimo la posibilidad de contagios.

Como respuesta a esta emergencia, la mayoría de las empresas de acabados en México emprendieron diversas acciones para tratar de proteger a sus trabajadores (de acuerdo con una encuesta realizada por Products Finishing México la semana pasada). Tuvimos la oportunidad de platicar con tres empresas de acabados que nos comentaron las estrategias que han seguido para prevenir el contagio en sus centros de trabajo.

¿Qué medidas especiales está tomando su empresa para evitar el contagio entre su personal?

Francisco Hornelas Vargas, gerente de la empresa Estañadora (localizada en Tlalnepanta, Estado de México), dijo que: “a los empleados les pedimos que se desinfecten llegando, les tomamos la temperatura, y si tienen más de 38 grados los enviamos al seguro social, si tienen menos, aparentemente están sanos, y se van a su área de trabajo”.

Hornelas agrega que: “desde que empezó la contingencia paramos comedor, tienda y regaderas. Les pedimos a los empleados lavarse las manos cada hora y les estamos pidiendo que coman en sus áreas de trabajo, mismas que son desinfectadas para que no haya problemas. También redujimos tiempo de trabajo y de exposición”. Una medida más es evitar convivios y comunicación directa entre las personas de la empresa.

El director de calidad y ventas de Electroplating México, José Espinoza Arámbula, nos dice que en esta planta (ubicada en Tonalá, Jalisco) han decidido no aceptar visitas; toda persona que entra a la empresa debe pisar un tapete humedecido con agua clorada al 2%; colocar gel antibacterial en todas las áreas de la empresa (se lo deben aplicar cada tres horas en forma escalonada); y mantener una separación entre personas de un metro y medio, aproximadamente.

Ernesto Ibarra Chicuellar, gerente de procesos en Jemida (empresa ubicada en la Ciudad de México), dice que en esta empresa: “se está haciendo conciencia entre el personal a base de pláticas con cada uno, y se les deja la información en su área de trabajo. Al entrar a planta, se les da gel y se les pide saludar estilo Wakanda Forever”.

¿Esperan continuar su actividad de manera usual?

Hornelas Vargas, de Estañadora dice que: “Definitivamente no esperamos trabajar normalmente porque nosotros somos 100% automotriz y cerraron todas las plantas a las que surtimos, entonces tarde o temprano nos va a pegar. Estoy seguro de que se va a tardar dos o tres semanas en llegar el golpe a nosotros y ya estamos previendo. Creo que tendremos que trabajar en condiciones raquíticas. Quizás sea un mes así”.

En el caso de Jemida, Ibarra comenta que: “las actividades continúan de manera normal. Aunque tenemos compañer@s que tiene hijos que van a guardería y escuela y no tienen con quien dejarlos. Esos son los casos críticos”. A estas personas, la empresa ha decidido “darles la oportunidad de laborar desde su casa, en el caso de los administrativos y los operativos nos ajustamos a ellos, ya sea en tiempo (cambio de turno o reducción de horas) o en no venir”.

En cuanto a Electroplating, Espinoza, comenta que la empresa decidió que 50% de su personal deberá ir a descansar a su casa.

¿La irrupción del coronavirus ha provocado afectaciones directas a su negocio?

En Estañadora, Hornelas dice que: “tomamos acciones rápidas para tratar de evitar contagios, no hemos tenido casos detectados, pero la afectación nacional y mundial nos va a pegar a fuerza. Es un hecho, y tenemos que estar preparados. Paramos proyectos y paramos todo lo que no era indispensable. Las cosas que tenían un plazo de terminación de dos a tres meses las vamos a mandar a seis”.

“Es un momento crítico y complicado, si la crisis de 2008 fue complicada, creo que esta por mucho será peor, porque esto no es un tema de recuperación, sino también emocional en todo el mundo y pues a ver cuándo salimos”, agrega.

En Jalisco, Espinoza considera que para Electroplating la afectación se verá en el nivel de facturación: “vamos a facturar menos y vamos a estar lentos en producción. Hemos reforzado el área de calidad, pero podemos tener más errores provocados por el miedo”.

Mientras, en la Ciudad de México, Ibarra señala que la afectación es directa para Jemida, ya que: “al cerrar la industria automotriz, nos baja el requerimiento de los clientes, aún recibimos y entregamos material, pero la disminución es de un 50 % a 60 %. Seguiremos atendiendo, hasta que los clientes nos los indiquen o las autoridades”.

 

Al cierre de esta edición, el Gobierno Federal había declarado el Estado de Emergencia por el coronavirus, pero aún no está claro si las empresas de acabados serán consideradas dentro de las actividades esenciales.

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados