18/08/2020 | 4 MINUTOS DE LECTURA

Dürr y su cabina de pintura del futuro

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La EcoProBooth de Dürr tiene un diseño de caja modular, combina pintura interior y exterior en una sola cabina y fue diseñada para ser flexible.


La empresa Dürr (Southfield, Michigan) no es ajena a las integraciones innovadoras: su robot de pintura ready2spray permitió a WB Coatings (Schliersee, Alemania) probar y desarrollar nuevos productos. Ahora, Dürr busca mejorar una serie de puntos débiles con su concepto de “taller de pintura del futuro”, que incluye la nueva cabina de pintura EcoProBooth.

La cabina está hecha para reducir el tiempo de inactividad al permitir a los técnicos realizar el mantenimiento y la limpieza de rutina de la tecnología de aplicación sin detener la producción. También está diseñado para reducir el consumo de energía y las emisiones de COV y aumentar la eficiencia al combinar pintura interior y exterior en una sola estación de trabajo. Esto se logra con un diseño de caja único, que se dice que es una parte esencial del concepto de "taller de pintura del futuro" de Dürr con beneficios para la producción en línea tradicional.

Cambios en las demandas de acabado automotriz

En la industria automotriz, está creciendo la variedad de modelos en los que trabajan los fabricantes, al igual que el espectro de fabricación dentro del cual deben operar las plantas individuales. La producción debe ser flexible para adaptarse al panorama cambiante. Esto inspiró a Dürr a desarrollar el concepto de “taller de pintura del futuro”, basado en un diseño compuesto por cajas flexibles en lugar de la línea rígida convencional.

El centro de cada taller es la cabina de pintura. El EcoProBooth representa un cambio significativo con respecto a las cabinas anteriores y se adapta con precisión al diseño de la caja del “taller de pintura del futuro” de Dürr.

Características del EcoProBooth

 EcoProBooth

La cabina de pintura EcoProBooth está diseñada para distintas carrocerías, desde autos compactos hasta SUV medianos.

El EcoProBooth está diseñado para ahorrar recursos, ya que combina hasta tres procesos de pintura —el interior y las dos aplicaciones exteriores— en una sola cabina. Hasta ocho robots de pintura, asistidos por cuatro robots SCARA para abrir las puertas, aplican la pintura al interior y al exterior de la carrocería. Esto está pensado para ahorrar tiempo en el proceso. Se eliminan dos de las tres operaciones de transporte anteriores ya que las carrocerías permanecen en la cabina y no tienen que ser transportadas de una cabina a otra entre los procesos de aplicación. Los robots para la pintura exterior se pueden limpiar mientras los otros aplican la pintura interior y viceversa. El sistema de distribución de tareas permite utilizar diferentes tecnologías de aplicación óptimamente coordinadas en una cabina para la pintura exterior e interior.

La cabina de pintura EcoProBooth tiene cubículos de servicio en cada esquina. Estos se limpian continuamente con aire fresco y se puede ingresar en cualquier momento. Si un robot necesita limpieza o mantenimiento, se mueve al cubículo de servicio y extiende su brazo a través de una ventana de conexión hacia el área de servicio, donde un trabajador puede alcanzarlo. Estos cubículos cumplen con los valores límite para lugares de trabajo seguros. La cabina de pintura está diseñada para permitir a los trabajadores limpiar los atomizadores o reemplazar los discos de campana durante la producción sin tener que ingresar al área de aplicación en la cabina de pintura, lo que aumenta la disponibilidad de la planta.

El EcoProBooth maximiza la tasa de recirculación de aire para minimizar la energía necesaria y las emisiones de CO2 resultantes. Tiene una relación de aire recirculado a aire fresco de 95:5. Se agrega un cinco por ciento de aire fresco al aire de proceso para adherirse a un margen seguro al límite inferior de explosión. En el sistema de separación en seco EcoDryScrubber asociado, el aire se purifica primero para eliminar las partículas de pintura y luego se reacondiciona en una unidad de aire recirculante asignada directamente a la cabina de pintura. Se dice que la energía requerida para reacondicionar el aire de recirculación es menor que para acondicionar el aire fresco del exterior, que puede diferir mucho de las condiciones en la cabina. Como resultado, la tasa máxima de recirculación de aire mantiene bajo el consumo de energía y las emisiones de CO2.

Diseñada para se flexible

Ecopaint

Diseño de caja flexible en lugar de una línea rígida. Fotos: Grupo Dürr

La cabina de pintura de concepto modular está diseñada para ser flexible con el fin de adaptarse a las cambiantes necesidades de producción. Está diseñado para doce trabajos por hora y una mezcla de carrocerías, desde autos compactos hasta SUVs de tamaño mediano, lo que permite escalar según las cantidades cambiantes. El tamaño y el diseño de la caja están estandarizados, por lo que es posible realizar conversiones y ampliaciones sencillas sin un efecto en cadena sobre la producción en otras secciones. El diseño también está hecho para reducir el consumo de material debido a pérdidas menores al cambiar de color. La división de la línea en secciones más cortas permite distribuir los trabajos de pintura para minimizar los cambios de color.

Las nuevas cabinas de pintura también pueden complementar la configuración de una línea de producción. Según la empresa, EcoProBooth aumenta la disponibilidad de la planta al integrar el trabajo de servicio en los pasos del proceso sin tener que interrumpir la producción. La cabina está diseñada para tener un menor requerimiento de energía, lo que hace que todo el proceso de pintura sea más sostenible. Para más información, haga click aquí.