23/09/2020 | 7 MINUTOS DE LECTURA

Cambiar por ambición y no por miedo: Abraham Tijerina, director de la iniciativa Nuevo León 4.0

Título original 'Cambiar por ambición y no por miedo. Entrevista con Abraham Tijerina, director de la iniciativa Nuevo León 4.0 '
Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La iniciativa Nuevo León 4.0 ofrece una serie de apoyos para las empresas que buscan ser más productivas con ayuda de las nuevas tecnologías y procesos de automatización.

Si bien la Industria 4.0 es una realidad que se vive hoy en muchas plantas de manufactura a nivel mundial, en México la adopción de nuevas tecnologías y procesos de automatización es desigual entre las empresas del sector manufacturero.

Para contribuir a una rápida adopción de soluciones tecnológicas inteligentes y de automatización, el gobierno del estado de Nuevo León, junto con la iniciativa privada, entidades académicas y de investigación, crearon Nuevo León 4.0 (NL4.0), una iniciativa que ofrece una variedad de apoyos para las empresas que buscan ser más competitivas. Products Finishing México tuvo la oportunidad de platicar con Abraham Tijerina Priego, director de NL4.0 quien nos habló de los beneficios que puede aportar a las empresas.

PFM: ¿Cómo surge NL4.0? ¿Qué motiva su creación?

ATP: Hace tres años el gobierno del estado tomó la decisión de lanzar esta iniciativa porque veía que el proceso de la Cuarta Revolución Industrial venía avanzando de manera acelerada en otras naciones y no había mucha conciencia en México, en particular en Nuevo León. Algunas empresas grandes ya estaban incursionando en esta transformación, pero la mayoría desconocía qué significa y el impacto que tiene.

La iniciativa se crea el 30 de mayo del 2017 y ese mismo día se crea el Consejo Nuevo León 4.0., en el que participan el gobierno, la academia, la industria, y también involucramos al sector de emprendimiento de base tecnológica y al capital de riesgo. En la iniciativa trabajamos con base en el voluntariado; prácticamente todos los que participan son voluntarios que provienen de las empresas que forman los clústeres industriales o de las universidades, o son consultores. Hay más de 100 voluntarios haciendo posible la iniciativa y nuestra visión al 2025, es posicionar a Nuevo León como un referente en América de la economía inteligente.

Trabajamos creando conciencia en las empresas del uso de la tecnología 4.0. Hay avances significativos, sin embargo, nos falta mucho.

La iniciativa es muy transversal. Estamos haciendo esfuerzos desde la academia, la transformación de programas de estudios, habilitando infraestructura educativa en laboratorios y en universidades. Por otro lado, tratamos de hacer un esfuerzo de transformación a nivel gobierno, de hecho, acabamos de iniciar un programa que se llama Municipios 4.0, para que los municipios enfrenten sus retos utilizando tecnologías 4.0.

De parte de la industria, trabajamos creando conciencia en las empresas del uso de la tecnología 4.0. Hay avances significativos como en el cluster automotriz, el aeroespacial, el de electrodomésticos, y el de agro que tienen un movimiento muy fuerte hacia esta transformación; sin embargo, nos falta mucho.

PFM: ¿Cómo pueden acercarse a NL4.0 las empresas que están buscando soluciones tecnológicas para mejorar su forma de trabajo? ¿Qué pueden encontrar con ustedes?

ATP: Tenemos un programa donde las empresas declaran sus necesidades y las acercamos con emprendedores de base tecnológica para que les ayuden a resolverlas. Pueden ser de mantenimiento de su equipo, moverse a un mantenimiento predictivo; imagínate parar una línea de E-coat o de otro tipo, imagínate parar los hornos por un mantenimiento no programado versus tener sistemas predictivos y poder ver las fallas de manera anticipada, inclusive ordenar las refacciones y programar el mantenimiento en el mejor momento.

Otra posibilidad es la parte de la eficiencia energética, que también se puede controlar con sensores: poner el calor justo, la velocidad justa de las bandas transportadoras, las cadenas, etcétera. También puedes hacer que los químicos siempre estén en la cantidad correcta con ayuda de sensores y sistemas alimenten la solución.

Tenemos un programa donde las empresas declaran sus necesidades y las acercamos con emprendedores de base tecnológica para que les ayuden a resolverlas.

En la parte del curado, hay sistemas que tienen que ver con la inspección, con luces infrarrojas para cámaras termográficas, y todo eso se puede ir conectando de manera que el sistema sea inteligente, preventivo, y en algunos casos prescriptivos o que detecten una posible anomalía y recomienden la solución. En algunos casos puede ser autónomo, y se manda la misma señal al área de mantenimiento y al proveedor de la refacción, se ahorra mucho tiempo y se gana en productividad. En cuanto al acabado en sí, hay muchas cosas que todavía se hacen de manera manual, pero con el reconocimiento de imágenes y la inteligencia artificial, podría llegar a sustituir mucha de la inspección visual. Hay que entrenar esos equipos, pero una vez entrenados son muy confiables.

La iniciativa no cobra, todo lo que se genera es para los expertos, y todo lo que sucede es por que lo dan estos expertos o lo ofrecen los clústeres, las cámaras o las universidades, y algunos son de libre acceso y otros sí tienen costo.

PFM: ¿Qué ruta debe seguir una empresa que quiera acercarse a NL4.0?

ATP: En la iniciativa tenemos alrededor de 120 proveedores registrados y es un inventario abierto, donde se registran los proveedores que tienen sistemas de blockchain o están trabajando inteligencia artificial, que surten o desarrollan sistemas para subirse a la nube. Hay cerca de 120 proveedores de soluciones 4.0 y, por otro lado, tenemos un inventario de unos 80 o 100 expertos a quienes se puede consultar: “Oye, tengo duda sobre un sistema de inteligencia artificial y quiero tomar la mejor decisión”; bueno, se contrata a un experto por horas o un servicio determinado y, después, tomas la decisión de proveeduría.

En la iniciativa tenemos alrededor de 120 proveedores registrados y hay cerca de 120 proveedores de soluciones 4.0 y, por otro lado, tenemos un inventario de unos 80 o 100 expertos a quienes se puede consultar.

También que hay un acompañamiento a las empresas. Tenemos el programa Apóstoles NL 4.0 que toma a la empresa desde cero y la va llevando de la mano para identificar sus necesidades, después priorizarlas y hacer una cartera de proyectos para que la empresa inicie un proceso de transformación. Dentro de la red participan las cuatro principales universidades, inclusive los centros de formación técnica, y hay mucha capacidad disponible de expertos, de soluciones que pueden considerar las empresas en este proceso de transformación.

PFM: ¿Esto es solamente para empresas que están en Nuevo León?

ATP: Hay unos programas que sí son solamente aquí, por ejemplo, el uso de los laboratorios 4.0, porque el laboratorio está físicamente en Nuevo León, pero la iniciativa ofrece muchos talleres en línea y esa posibilidad está abierta a cualquiera.

Los laboratorios son autosostenibles, tienen que generar sus propios ingresos para cubrir sus gastos y están abiertos a cualquiera. Se crearon y se apoyaron con fondos federales y estatales, pero no cuentan con apoyos para la operación, por lo que ofrecen sus servicios al que tenga la necesidad, no importa donde esté. Claro, está la restricción de que si quieren validar una tecnología, pues tendrían que venir a Monterrey; fuera de eso, los servicios, entrenamientos, etcétera, los puede recibir cualquiera, sobre todo la parte de formación profesional que la dan las cámaras, clústeres, universidades, y muchos de ellos tienen costo.

Mucho de lo que se empieza a generar es el intercambio de mejores prácticas, por ejemplo, tenemos un grupo de trabajo que está sacando a la luz casos de éxito, para dar visibilidad a lo que están haciendo otras empresas, con qué lo hicieron, qué tecnologías aplicaron, qué beneficios obtuvieron, y eso lo ven quienes participan en estas redes y en los eventos de networking que se organizan y que promovemos en redes sociales.

PFM: Hay empresas se han visto empujadas hacia la transformación 4.0 porque sus clientes lo piden. ¿Qué han visto ustedes al respecto?

ATP: Sí, tenemos un programa que le llamamos Proveedores 4.0, donde estamos trabajando, con Metalsa, Frisa, Cemex, Ternium, y otras empresas grandes, y les estamos pidiendo que nos ayuden a promover esto con sus proveedores para que se transformen. También hay un taller de seguimiento y acompañamiento, que les puede servir a las empresas que no han empezado. Nosotros decimos: “o te transformas por ambición o por temor”, y desafortunadamente mucha gente no se transforma ni aunque venga el tsunami, pero los que sí lo ven como una ambición se están anticipando, y ya cuando lo ven como temor están reaccionando, ya les está costando mucho, pero te transformas o mueres.

Buscamos que el cambio sea más por ambición, que la empresa se quiera transformar proactivamente y no espere hasta que ya no pueda mantener su negocio, que su producto sea obsoleto, o no tenga las capacidades que demanda la industria. Eso es lo que hay que evitar y entrar mejor en el proceso de transformación e innovación constante.