12/06/2020 | 1 MINUTOS DE LECTURA

Sector automotriz mexicano se acelera para cumplir las nuevas reglas del T-MEC

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

En México los fabricantes de autos buscan cumplir con las reglas de contenido regional que plantea el nuevo acuerdo comercial de América del Norte (T-MEC), al tiempo que buscan sobreponerse a una baja en la producción.

Los fabricantes de automóviles en México compiten contra el reloj para cumplir con las reglas de contenido regional que plantea el nuevo acuerdo comercial de América del Norte (T-MEC), señaló la Asociación Mexicana de la industria Automotriz (AMIA), de acuerdo con Reuters.

La preparación para cumplir con estas nuevas reglas ocurre en medio de un ambiente en el que se espera que la producción y las exportaciones caigan casi un tercio, ya que el sector automotriz mexicano ha sido seriamente afectado por el cierre de plantas y fábricas en los últimos meses, debido a que las autoridades trataron de frenar la propagación del coronavirus.

Fausto Cuevas, director de la AMIA, dijo que todas las plantas de ensamblaje han reanudado sus operaciones, excepto las del estado de Puebla, como parte de un impulso para reactivar el crecimiento en la segunda economía más grande de América Latina.

No obstante, Cuevas y la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), dijeron que las reglas de contenido regional en el nuevo acuerdo comercial (T-MEC), que entrará en vigor el 1 de julio, representan un desafío.

El nuevo acuerdo comercial, que reemplaza el TLCAN luego de 26 años, requerirá un 75% de contenido en América del Norte para vehículos livianos en comparación con el 62,5% anterior, y un 40% de contenido para dichos automóviles de áreas de “alto salario”.

Lograr estas proporciones implicará un trabajo gradual de tres o cuatro años, pero los fabricantes de automóviles deben certificar el cumplimiento de los requisitos iniciales cuando el acuerdo entre en vigencia.

El sector automotor de México, al que pertenecen compañías como Ford Motor Co. con sede en Estados Unidos, y fabricantes asiáticos como Honda, aporta 4% del producto interno bruto del país.

Cuevas dijo que era “muy probable” que todos los fabricantes de automóviles solicitaran regímenes de transición alternativos en el nuevo acuerdo comercial T-MEC entre México, Estados Unidos y Canadá.

Miguel Elizalde, presidente de la ANPACT, señaló que las compañías del grupo se están enfocando en cumplir con las reglas de las reglas de origen del T-MEC, ya que el pago de aranceles podría sacarlos del mercado.

Por su parte, Cuevas explicó que la AMIA espera que la producción de autos livianos en el país tenga una caída de entre 28 y 30% en 2020, mientras que las exportaciones podrían disminuir en 30 y 33%.

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados