01/08/2019 | 3 MINUTOS DE LECTURA

La transformación que se avecina

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Los automóviles han sido objeto de transformaciones inéditas, las cuales continuarán en los próximos años.

Estar al tanto de las nuevas tendencias tecnológicas y cómo afectarán el futuro de la manufactura es una tarea constante para quienes participan en las cadenas de valor de automotriz, aeroespacial o electrónica, por mencionar algunas industrias.

Pero los cambios en la tecnología son a veces tan veloces, que cuando apenas estamos adaptándonos a uno, llega otro que nos vuelve a cambiar la jugada. Este movimiento vertiginoso es el signo de nuestros tiempos, pero si algo es seguro, es que la tecnología seguirá revolucionando la manera como hacemos las cosas.

Un gran ejemplo de ello son los automóviles, que han sido objeto de transformaciones inéditas, las cuales continuarán en los próximos años. Como dice el director del Clúster Automotriz de Nuevo León, Manuel Montoya, en la entrevista que incluimos en este número: “El coche en los próximos cinco o seis años va a cambiar lo que no ha cambiado en 100 años, y esto va a provocar cambios en las cadenas productivas”.

Entre las tendencias más sobresalientes se encuentran la creciente demanda de autos eléctricos y también la posibilidad, cada vez más cercana, de los autos sin conductor, con los llamados coches autónomos, que darán paso a los Cars-as-a-service (CaaS, en inglés) con los que los propietarios de dispositivos inteligentes podrán acceder a un automóvil con tecnología sin conductor que los recogerá para cubrir sus necesidades de transporte.

El periodista de tecnología Karl Utermohlen señaló recientemente que: “Al igual que los teléfonos celulares ahora son capaces de hacer más que hacer llamadas, los autos pueden hacer mucho más que conducir y estacionar”, ya que la industria automotriz ha trabajado con las principales compañías de tecnología para conseguir vehículos más avanzados, seguros y cómodos. Así, los automóviles se han transformado en dispositivos inteligentes con capacidades avanzadas de frenado de emergencia, tecnología de mapeo para la conducción autónoma y mejor eficiencia de combustible, y todo esto está afectando la forma como se fabrican los coches y, por supuesto, el tipo de acabados que van a requerir.

Este número de Products Finishing México tiene un enfoque especial en automotriz, una de las industrias con mayor importancia para el sector de acabados debido a los grandes volúmenes que demanda.

Abordamos el tema a través de tres textos: por un lado, la entrevista que ya mencionamos con Manuel Montoya, quien nos habla de los retos y oportunidades que se avecinan con el nuevo acuerdo comercial de Norteamérica, la forma como podemos fortalecer la proveeduría nacional, los cambios tecnológicos en automotriz y cómo pueden afectar a las empresas de acabados.

Por otro lado, les traemos dos historias extraordinarias de empresas mexicanas con una larga trayectoria en acabados para automotriz. La primera planta que tuvimos el gusto de visitar fue Estañadora, empresa mexiquense con más de 79 años en el mercado, que decidió automatizar su producción y está logrando excelentes resultados. Otra empresa que visitamos es El Bronco, en Guadalajara, la cual lleva 44 años elaborando autopartes para el mercado nacional y ha diversificado su producción con acabados para clientes externos.

Este número incluye, además, un texto que explica cómo diseñar un sistema automatizado de pintura en polvo, y otro que reseña los avances de una investigación sobre pruebas para evitar que se produzcan rayones en los automóviles.

Por supuesto, no podían faltar las Clínicas que acompañan cada una de nuestras ediciones, en las cuales los expertos ofrecen a nuestros lectores recomendaciones para resolver problemas puntuales, tales como extender la vida de la solución para limpiar las piezas, cómo diseñar mejor el acomodo de piezas en los racks, o cómo seleccionar el calentador adecuado para su planta, entre otros temas.

Por último, pero no menos importante, nuestra entrevista final de este número es con Paul E. Fisher, quien además de dirigir la empresa Metal Finishing México, es uno de los promotores más activos de la formación constante dentro de la industria de acabados mexicana, labor que realiza en el Comité Educativo de AMAS.

Ojalá que todos estos artículos les sean de utilidad tanto para su trabajo cotidiano, como para enfrentar los múltiples retos que plantea la transformación que se avecina.

 

CONTENIDO RELACIONADO

Recursos