28/10/2019 | 2 MINUTOS DE LECTURA

Producción automotriz en México se estancará a partir de 2020: experto

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La producción mexicana se mantendrá entre 3.7 y 3.8 millones de vehículos entre 2020 y 2024, señaló Guido Vildozo, de la consultora IHS Markit.

El crecimiento que había presentado la industria automotriz mexicana en los últimos años está llegando a su fin y la producción de autos en el país, así como la generación de nuevos empleos en esta industria, se estancará entre 2020 y 2024, afirmó Guido Vildozo, socio director de Vehículos Ligeros en América de la consultora IHS Markit, según reporta El Economista.

En el marco del Foro Automotor AMDA 2019, el experto en la industria de automotores explicó que la caída del mercado doméstico de los Estados Unidos y el poco crecimiento de las ventas nacionales provocarán el estancamiento de la producción automotriz. El mercado de los Estados Unidos caerá en 3 por ciento, y las ventas al interior de México se mantendrán bajas; por lo que la producción se mantendrá entre 3.7 y 3.8 millones de vehículos entre 2020 y 2024, pronosticó.

Contenido destacado

El especialista dijo que, como parte del entorno internacional y el bajo crecimiento económico en Estados Unidos, se prevé que a partir de 2020 haya una contracción de la producción, “lo que es una oportunidad para que haya estrategias de impulso al mercado interno por parte del gobierno, ya que no será posible alcanzar la meta previa de ensamblar 5 millones de automóviles en el 2020”.

Vildozo estimó que la producción de vehículos ligeros podrá permanecer en 3.7 y 3.8 millones de unidades por año, y será hasta el año 2024 o 2026 cuando esta industria pueda volver a crecer en México.

Los factores que están detrás de la caída en la producción de automóviles ligeros son: la disminución del mercado de Estados Unidos en casi 3 por ciento, que pasará de 17.1 millones de unidades a 16.6 millones, lo que implica 400,000 unidades menos, considerando que 25 por ciento de éstas se hacen en México (100,000 autos); además de la decisión de algunas armadoras de regresar el ensamble de ciertos modelos los Estados unidos por presiones, como la del sindicato de General Motors.

No más grandes inversiones y estimular el mercado interno

A pesar del repunte en inversiones que vivió el país, Vildozo previó que este tipo de noticias no serán frecuentes: “Los grandes anuncios de inversión se detuvieron, aunque existen capitales que tienen que llegar a Guanajuato por la planta de Toyota, que ya estaba anticipada, así como inversión de proveeduría”.

Una estrategia que sugiere el directivo para mejorar los datos de producción a raíz de la contracción del mercado norteamericano fue fortalecer el mercado interno y buscar apoyo del gobierno federal para lograrlo. “Desde el punto gubernamental (México) no ha prestado atención en el mercado interno y como la demanda del mercado externo está cambiando (de adquirir cada vez más SUV en lugar de sedanes), y como México está enfocado a la producción justamente de sedanes, la menor demanda impactará en la producción”.

Los apoyos del gobierno federal tendrán que enfocarse en el consumidor, dijo el experto, para proveer créditos más baratos, con tasas de interés de 9 a 11 por ciento, y no de 15 por ciento como las actuales, al tiempo que se implemente una política fiscal que elimine los impuestos a la compra de unidades nuevas.

A decir de Vildozo, la opción de diversificar exportaciones no es adecuada en el corto plazo porque su impacto se vería hasta dentro de tres años, y por el momento lo urgente es reactivar el mercado en 2020. “El mercado interno sí se puede estimular de manera directa con financiamiento subsidiado o intereses más bajos o reducir los impuestos, temas que sean atractivos para el consumidor y permitan mayores ventas en el mercado local”, apuntó.


Recursos