11/09/2019 | 2 MINUTOS DE LECTURA

BCI México busca mejorar su cultura empresarial

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La empresa BCI Surface Technologies México ha puesto en marcha una cultura empresarial basada en valores universales a fin de crear un impacto positivo en la sociedad. 

Mediante la puesta en marcha de una cultura empresarial basada en valores universales, la empresa BCI Surface Technologies México busca crear un impacto positivo en la sociedad.

La estrategia de BCI México se basa en la transmisión de valores universales a su equipo de colaboradores, clientes y demás personas que interactúan con la empresa. Esos valores son: Perseverancia, Liderazgo, Excelencia, Nobleza, Integridad, Templanza, Unidad y Dignidad, que juntos conforman el acrónimo de “PLENITUD”.

“Son valores universales que siempre te van a hacer mejor persona tanto dentro o fuera de la empresa. Si eres perseverante, siempre serás mejor; si vives con templanza (es decir, sin derrochar), serás mejor, y así sucesivamente”, comenta el director para México de BCI, Konrad Mierendorff, en entrevista con Products Finishing México.

Para el directivo, la parte más importante de esta estrategia consiste en poner en el centro a la persona, “porque cada persona tiene necesidades particulares y queremos crear una cultura en la que se enriquezca a las personas mediante el trabajo”.

Mierendorff refiere que en la actualidad “hay mucha gente haciendo cosas que no le gustan y no le apasionan, y se entiende que lo hacen por necesidad, pero imagínate que te encuentras una empresa con un ambiente donde te valoran por lo que eres y hay condiciones para que puedas crecer en la parte personal y profesional. Así la empresa se vuelve muy atractiva.”

Para avanzar hacia este objetivo, BCI México realizó un taller con su equipo de 12 personas donde compartieron los valores PLENITUD, a fin de que todos comprendieran “que su labor tiene un sentido de trascendencia, cuando no solamente hago mi actividad por un sueldo, sino porque lo que estoy haciendo es parte de algo más grande, todo tiene más sentido. La vida misma toma sentido”.

Como parte del taller y de las actividades de seguimiento, el equipo de BCI ha buscado analizar cómo se viven estos valores en el trabajo, en la casa y en la sociedad ya que “no le podemos pedir a una persona que sea distinta en cada ámbito. Si eso sucede entonces no vivimos el valor de integridad”, comenta el directivo.

“Desde luego tenemos un interés económico —señala Mierendorff— pero nuestro fin no es ese, sino que lo económico es un medio para llevar a las personas a su máxima realización”, afirma el director de BCI México, quien agrega que “a todos nos gustaría vivir plenamente, todos quisiéramos vivir al máximo lo que hacemos, pero eso solo se puede si encuentras las condiciones para florecer y llevar tus capacidades a su máxima potencia”.


Recursos