Axalta inaugura plantas de tratamiento de agua en Michoacán

Axalta inauguró dos plantas de tratamiento de aguas residuales en comunidades de Michoacán para contrarrestar los problemas de la contaminación en el lago Cuitzeo.

Axalta, empresa líder en recubrimientos líquidos y en polvo, inauguró el 10 de diciembre dos plantas de tratamiento de aguas residuales en comunidades de Michoacán para contrarrestar los problemas de la contaminación en el lago Cuitzeo, el segundo cuerpo de agua más extenso de México. Las plantas fueron puestas en marcha junto con Ducks Unlimited de Mexico (DUMAC) y el gobierno de Michoacán.

Este proyecto forma parte del programa de conservación de la alianza entre Axalta y DUMAC, que logró en 2017-2018 la instalación de 145 tecnologías ecológicas, como inodoros secos ecológicos, calentadores solares y biodigestores en Sayula, Jalisco; Pénjamo, Guanajuato y Cuitzeo, Michoacán. El proyecto beneficia a los residentes de las comunidades rurales y contribuye a reducir la contaminación del suelo y el agua para conservar los recursos naturales de los que dependen las personas y la vida silvestre.

“Esta acción refuerza el compromiso de Axalta con la sostenibilidad y la administración ambiental como un componente central de la misión de la compañía”, dijo Daniel Salcido, presidente de Axalta Latinoamérica y vicepresidente de Refinish Axalta Latinoamérica.

En una ceremonia con los presidentes municipales de los municipios de Santa Ana Maya y Copándaro, Salcido, agradeció las facilidades otorgadas por los diferentes niveles de gobierno para la construcción de las plantas, las cuales fueron diseñadas considerando el crecimiento de la población durante los próximos 20 años.

Las plantas tendrán una capacidad de 2.0 y 1.0 litros por segundo para los proyectos de San Rafael y Arumbaro, respectivamente, gracias a un sistema de tratamiento previo donde se retienen los sedimentos sólidos y los sólidos grandes. Luego, el agua pasa a un reactor anaeróbico que fluye hacia arriba donde se procesan los desechos orgánicos. Finalmente, el agua se conduce a un sistema de humedales artificiales donde los nutrientes son absorbidos por la vegetación acuática.

Para 2019, Axalta y DUMAC planean seguir trabajando en proyectos centrados en la protección y preservación del medio ambiente.