Creciendo y Brillando

Industrial Polishing Services domina el polichado y los acabados de superficies.

Temas relacionados:

El viaje desde las oficinas de Industrial Polishing Services (IPS) en San Diego hasta su amplia operación de acabado en Baja California, México, es un corto paseo de 5 minutos a lo largo de la frontera.

Al caminar hacia el interior de la enorme planta de más 23,000 metros cuadrados una de las primeras cosas que un visitante nota es el nivel de limpieza y orden, el cual no es fácil de conseguir en unas instalaciones que realizan polichado, acabado de superficies y recubrimiento a la escala que lo hace IPS.

Los pulidores tienen los materiales con los que están trabajando, cuidadosamente apilados a un lado, junto con materiales recién acabados, al otro lado, esperando por inspección. Los cuartos tienen buena iluminación y sistema de escape, y cada persona usa el equipo de seguridad adecuado. La línea principal de acabado de superficie manual tiene un diseño innovador que hace casi imposible tener contaminación del suelo, de manera que el piso ubicado debajo y alrededor está limpio y seco.

“Aquí todos tienen sentido del propósito y se enorgulle­cen mucho de lo que están haciendo”, dice Enrique Mereles Jr., quien lidera las ventas y el mercadeo de IPS. “Cuidamos mucho a nuestros empleados y consideramos su seguridad y bienestar, junto con la sostenibilidad del medioambiente”.

IPS tiene una de las operaciones de acabado más grandes de Norteamérica, con un equipo de trabajo de más de 800 personas, especialistas en acabados metálicos decorativos de alto volumen y alta calidad, a la vez que brindan servicios business to business a fabricantes de equipos originales y otros. Más allá de las industrias de cerraduras y de cocinas y baños, la compañía también ofrece servicios de acabado al sector automotriz, de juguetería, motocicletas, artículos deportivos, bienes de consumo y otras industrias.

Las instalaciones impregnan una filosofía de mejora continua, desde la organización y limpieza de las áreas de trabajo hasta la métrica publicadas en cada opera­ción, llevando seguimiento de varios indicadores clave de desempeño, así como guías visuales e ins­­trucciones para los operarios. Todo esto comienza con la alta gerencia de la compañía, la cual ha conduci­do a IPS hacia una organización con las mejores prácticas y una mejora continua, implementando Six Sigma, 5S y principios de manufactura esbelta. También se ha convertido en una empresa con certificación ISO 9001:2008, C-TPAT y certificación de Industria Limpia y lo ha sido por más de una década. 

Como testimonio de sus procesos de mejora, en 2015, IPS fue nombrado “Taller Top” por la revista Products Finishing, debido a su destacada calidad de trabajo. 

“Fue un gran honor para nosotros recibir ese reco­nocimiento”, afirma Mereles. “Hemos trabajado duro para llevar a nuestra compañía a donde se encuentra hoy, y haber sido reconocidos fue muy gratificante”.

 

Especialistas en pulido

IPS tiene un impresionante despliegue de capacidades de pulido de metales, utilizando una combinación de procesos manuales, automáticos y robóticos para sus acabados de alta calidad, dependiendo de la configuración de la parte, y de los requerimientos de acabado y de volumen.

La empresa tiene más de una docena de líneas automatizadas que permiten producir pulidos en volúmenes medianos a grandes, con la mayor consistencia y calidad. También cuenta con un par de sistemas robóticos de pulido para componentes más grandes.

IPS maneja más de 100 estaciones manuales para operaciones de correaje/arenado, pulido, brillado y satinado, demostrando auténtica flexibilidad y experiencia en algunas de las partes y diseños más complejos. Mereles Jr. agrega que algo que diferencia a IPS de las demás operaciones es su capacidad de diseñar, fabricar y reparar internamente sus propios dispositivos de pulido para un rápido desarrollo de herramientas y mantenimiento, reduciendo de esta manera los inventarios de herramientas y tiempos muertos.

Con sólo dar un vistazo a cualquiera de los cuartos de pulido manual de las instalaciones, es fácil notar que sus operarios tienen amplio conocimiento de lo que hacen. Asimismo, las máquinas pulidoras automáticas incluyen líneas rotativas y rectas con husillos giratorios donde se colocan los accesorios para las partes. El acabado y bruñido en masa se realiza con tazones vibratorios de diferentes tamaños.

 

Capacidad de acabados de superficie
y de recubrimiento

Las amplias instalaciones cuentan con todo lo necesario para ofrecerle a un OEM y a todos los demás todo lo que se requiere para obtener sus piezas con acabado de alta calidad.

IPS se especializa en revestimiento decorativo mediante estantes, y tiene 14 líneas de recubrimiento para probarlo, que incluyen siete líneas con elevadores que proporcionan variedad de acabados, flexibilidad y volumen. También tienen seis líneas de retorno (todas máquinas de revestimiento Cyclemaster) diseñadas para producir acabados en grandes volúmenes con la más alta reproducibilidad, así como dos líneas manuales.

IPS cuenta con varios ingenieros químicos capacitados en un programa de software integral que incrementa la confiabilidad del proceso de acabado de superficies. En el laboratorio de galvanoplastia, los ingenieros monitorean las concentraciones del tanque y los niveles de temperatura para garantizar la especificación adecuada al realizar análisis de celda de Hull y titulaciones.

El software mantiene un registro de todos los procedimien­­tos de mantenimiento químico y también alerta al personal de IPS cuando es necesario realizar correcciones, lo cual reduce el grado de error humano cuando se trata de operaciones de acabado de superficie.

IPS tiene la capacidad de diseñar, fabricar y reparar internamente sus propios estantes para revestimiento, como lo hace con sus herramientas de pulido y brillado, lo cual es un punto que la distingue de las demás compañías.

“No creo que muchas otras empresas de acabados de superficies tengan la capacidad de diseñar, fabricar y mantener sus propias herramientas, como nosotros lo hacemos”, apunta Mereles. “Esto es mucho más eficiente para nosotros”.

IPS estuvo presente cuando el recubrimiento en polvo comenzó a reemplazar algunas de las operaciones de recubri­miento líquido, y trabajó en la implementación de líneas de recubrimiento en polvo. Una de las características distintivas de la experiencia de IPS es su capacidad de ofrecer un excelente acabado de recubrimiento en polvo transparente, el cual algunos podrían afirmar que es uno de los recubri­mientos más difíciles de repetir de forma consistente con alta calidad y en grandes volúmenes.

“Hemos estado haciendo esto por años y nos hemos vuelto efectivos al determinar las diferentes variables que se ven afectadas”, afirma Mereles. “Nuestro personal de producción e ingeniería han podido controlar muy bien el acabado de recubrimiento transparente”.

IPS tiene dos grandes líneas automáticas de recubrimiento en polvo con transportadores elevados. Para curar el polvo, la planta utiliza hornos infrarrojos y de convección. El impulso infrarrojo ayuda a reducir la contaminación y la piel de naranja. Además, para evitar la contaminación en la opera­ción de recubrimiento en polvo, la línea está sellada con dos puertas separadas en la entrada. Una vez dentro del área de recubrimiento en polvo, se aísla la cabina de aplicación del resto de la operación.

Adicionalmente, la planta tiene dos líneas de recubrimiento líquido que ofrece un acabado de muy alta calidad, inclui­das las estaciones manuales y una línea de revestimiento de borde a borde, la cual permite que IPS cubra una variedad de requerimientos de acabados por parte de sus clientes.

 

Soporte llave en mano

IPS se asocia con otra firma para ofrecerle a sus clientes de manera ininterrumpida, acabados de deposición de vapor física (PVD, por su sigla en inglés), que incluyen la deposición de nitruro de circonio, nitruro de titanio y otras combinaciones de iones metálicos que se aplican bajo condiciones de vacío.

Mereles declara que algunos sustratos deben ser galvanizados primero con níquel y cromo antes de que se les pueda aplicar PVD, añadiendo que el proceso de PVD puede mejorar la dureza de la superficie de un componente, así como mejorar la durabilidad y la resistencia a la abrasión en general. Los recubrimientos de PVD están disponibles en diferentes acabados, como cobrizo, dorado, negro, gris, plata y níquel.

IPS ofrece servicios de valor agregado a sus clientes, que incluyen operaciones secundarias, como lo son el corrugado, ensamble y embalaje. A través de sus relaciones de larga data con numerosos fabricantes en Estados Unidos y México, IPS también puede proporcionar a sus clientes la materia prima como, por ejemplo, piezas fundidas, estampados, piezas forjadas y partes mecanizadas.

“También brindamos servicios llave en mano para suministrar un producto completo”, añade Mereles. “Asumimos toda la responsabilidad del suminis­tro, fabricación, aca­­bado, control de calidad, ensamble y embalaje, convir­tién­donos de esta manera en un taller integral para nuestros clientes”.

Brenda Verdugo, quien trabaja en el departamento de Ventas y Mercadeo, afirma que muchos clientes de IPS aprovechan estos servicios porque los ayuda a optimizar sus operaciones y a reducir el tiempo que toma tener las partes en sus manos.

“Es grandioso cuando los clientes nos contratan para recibir servicios de valor agregado junto a los acabados”, indica. “Esto sí que representa un desafío, pero sabemos que ayudará a proporcionar una mejor solución para las necesidades de nuestros clientes, entonces hacemos todo lo posible para pro­­porcionar esa solución”.

 

Cultura de seguridad y calidad

Algunos de los valores corporativos que IPS ha arraigado en su cultura giran alrededor de las ideas de seguridad y calidad. Mereles afirma que el bienestar de los trabajadores y de los visitantes a las instalaciones es de suma importancia para la compañía, y que se realiza una amplia capacitación en seguri­­dad, de las cuales su departamento de Recursos Humanos guarda registro en una matriz de entrenamiento. Además, hay ayudas visuales para mostrarles a los empleados qué equipos de seguridad se requieren en cada área de operación.

Mereles agrega que cada operario debe usar su equipo de seguridad requerido para el área en la que trabaja y que también hay pausas programadas de forma regular durante todo el día de trabajo para realizar ejercicios de estiramiento.

La mentalidad enfocada en la calidad es evidente en cada faceta de la operación, desde el momento en que se reciben las partes –estas son revisadas a su ingreso para asegurar que cumplen con las especificaciones del cliente– hasta la inspección final donde es examinada cada una de las más de 150,000 partes procesadas por día. También hay inspecciones al final de cada proceso para asegurar que las partes defectuosas no pasen a la siguiente etapa de operación.

“No pensamos en el control de la calidad como un departamento que nos está vigilando, sino como uno en el que cada uno cumple un rol en el proceso de obtener un producto con la calidad adecuada”, dice Mereles. “Entonces, cada operario recibe capacitación en los requerimientos de calidad de clientes variados, de manera que ellos puedan estar seguros de que cualquier trabajo que hagan cumplirá esos requerimientos de calidad. Esto les da a las personas un sentido de orgullo y realización de saber que han hecho un trabajo de buena calidad”.

 

Asociaciones fuertes

IPS sienta sus raíces en una tesis universitaria escrita por su fundador a mediados de la década del 70, cuya premisa era configurar una instalación que brinde servicios de acabado metálico decorativo de alta calidad a empresas.

Dado que las operaciones de acabado requieren bastan­­te capital, mano de obra, amplia experiencia y con reglamentaciones muy exigentes por cumplir, la teoría era que el acabado sería mejor para las empresas si se subcontrata. Teniendo esto en mente, IPS fue fundada a principios de los 80 y sus operaciones comenzaron en Baja California, México.

IPS ha crecido tanto en sus primeras dos décadas, que para el año 2007 se convirtió en una de las operaciones de acabado más grandes de América del Norte. Desde que Mereles se unió a la operación, se ha enfocado no solamente en ayudar a mantener el crecimiento en los mercados existentes, sino también en diversificar entrando a otros mercados. Él ha trabajado de cerca con varias compañías de diferentes industrias para traerle trabajo a IPS que pueda ser sostenible y que resulte en una producción consistente. 

IPS dice que su éxito surge como resultado de ver a sus clientes más como socios comerciales, y queriendo establecer con ellos relaciones de trabajo a largo plazo. “Con el correr de los años, hemos construido asociaciones muy fuertes con varias compañías”, afirma Alex Lebrija, Gerente de Ventas y de Proyectos, quien comenzó a trabajar para IPS a finales de los 90.

Por ejemplo, Lebrija resalta que IPS aún realiza trabajos para sus primeros clientes, quienes están con ellos desde hace más de 30 años. “Ahora estamos cultivando y haciendo crecer nuevas asociaciones con otras empresas”, añade Lebrija. “Pero continuamos manteniendo y valorando lo que hemos construido con nuestros clientes existentes”.  

Para más información, visite ipsfinishing.com.

Contenido relacionado

Nuevos nombramientos de Haviland para apoyar su crecimiento

Rob Pawson fue promovido a gerente de ventas nacional de acabado de superficies y anodización. Ha estado en Haviland durante 25 años y hasta hace poco se desempeñaba como gerente de ventas regional.